0

¿Cómo presentarse a una feria del libro?

¿Cómo presentarse a una feria del libro?

Para muchos autores, presentarse a ferias o realizar presentaciones supone un verdadero reto. Es habitual sentirse abrumado ante la multitud si no se ha tenido anteriormente una experiencia de tales características. El nerviosismo provoca sequedad en la boca que, a su vez, atrofia las palabras y no deja pensar con claridad. Normalizar esta situación es fundamental para tratar de controlarla.

Contener los nervios es el primer paso para asegurarse una elocuencia clara a la hora de hablar en público. Unos ejercicios de respiración antes de empezar, por ejemplo, imaginar y visualizar la presentación puede acercarte a la realidad del acto en sí. Imagina cuanta gente tendrás enfrente, cómo será tu ritmo de exposición, tus gestos, cómo gestionarás el tiempo… este recurso es muy eficaz para asimilar el escenario y ayudarte a recrear la situación futura.

Una vez te has situado mentalmente y has imaginado cómo será todo a tu alrededor, es hora de empezar con la mejor actitud. Una actitud proactiva y amable sirve de imán para atraer a las personas y transmitirles con énfasis tus sentimientos. Es importante centrarte muy bien en lo que está ocurriendo a tu alrededor, no te distraigas y si necesitas hacer más de una cosa, delega o pide ayuda a alguien de tu alrededor. Debes mostrar interés y preocuparte por el público que se ha acercado a verte. Mostrar interés denota importancia y desemboca en interés mutuo por todas las partes.

Habla con el corazón, transmite tu pasión por lo que seguro habrá sido una obra creada con mucho mimo. Es una forma fácil de convencer sobre tus ideas y de vender tu libro.

En tu discurso, puedes contar alguna historia o anécdota acerca del libro que despierten en interés por ojearlo y leerlo. Una vez lo tengan en sus manos, es hora de convencerles de que merecerá la pena comprarlo. Haz que toquen la portada y lean la sinopsis, es más fácil realizar la venta cuando el libro se encuentra entre las manos del consumidor. Si no es para ellos, puedes darles motivos de que lo compren para algún amigo o familiar. Si se lo firmas tendrá un valor especial.

Intenta no abarcar mucho tiempo con una persona, muévete rápido, sé audaz, capta la atención y vende rápido. Los primeros segundos son cruciales para realizar una venta.

Haz que el lector se identifique contigo (o por lo menos que pueda imaginar ser tú), esto ayuda mucho a la hora de empatizar con la gente.

Finalmente, sonríe todo el tiempo que puedas. La primera impresión es la que cuenta y seguro que ganarás simpatía con tu sonrisa.

Si quieres más consejos sobre cómo hacer tu primera presentación, te lo contamos en el siguiente post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

diez + 11 =

¿Dudas?